Néstor Eduardo Martí

nestor.jpgA mi hijo de 4 años lo diagnosticaron con Leucemia Linfoblástica Aguda en el 2013; en la casa se cayó y le empezó a doler un pie, él empezó a tener un poco de dificultad para caminar y después también le dolía su otro pie,  inmediatamente empezamos a notar que le salían moretes y lo veíamos  pálido.

Lo llevamos donde el pediatra que lo veía regularmente y él nos indicó unos exámenes de emergencia; al ver los resultados nos refirió al Hospital Bloom.


La atención de los doctores de la Fundación fue inmediata y le empezaron a hacer transfusiones de sangre y más exámenes. Le diagnosticaron Leucemia Linfoblástica Aguda. Estuvimos dos meses y medio en el primer ingreso y posteriormente los doctores le programaron  el protocolo de quimioterapias que debía seguir. Nosotros decidimos explicarle al niño que al recibir las quimioterapias él recibe súper poderes, ya que él admira mucho a todos los súper héroes, de esa manera hemos logrado que lleve su tratamiento de una manera en la que él se siente muy valiente. En cada ingreso después de recibir la quimioterapia él se va feliz a la casa contándole a todos que ha recibido su súper poder, aunque muchas veces los síntomas que tiene han sido duros de sobrellevar. El personal de Centro Médico nos ha tratado muy bien y nos sentimos muy agradecidos con la Fundación y con las personas que les colaboran, porque un tratamiento como el que mi hijo ha recibido no lo hubiéramos logrado pagar y en la Fundación Ayúdame a Vivir nos han atendido sin ningún costo.

Además a mi hijo le colocaron un Catéter Port  que le ha ayudado para que siempre que recibe  quimioterapias, medicamentos o transfusiones, no tengan  que estarlo pinchando, ni se le quemen las venas, ya que solo le colocan la aguja de una vez en el catéter y él recibe el tratamiento. Estamos agradecidos por la ayuda recibida y espero en el futuro poder decir con toda seguridad que mi hijo es un súper héroe que ganó la batalla contra el cáncer.



Dina Ivette Rojas de Martí
(Mamá de Néstor)