Quienes Somos

En 1990 surge el interés de un grupo de personas altruistas para ayudar a los niños con cáncer de El Salvador cuando el cáncer pediátrico no reportaba estadísticas de sobrevivencia.
Nacimos el 15 de febrero de 1991 y El Salvador se encontraba en una etapa de post-guerra, después de 10 años de guerra civil y un terremoto devastador. No existía en nuestro país ningún programa formal que tratara la leucemia y por ende la mortalidad de los niños que padecían este tipo de cáncer era más del 90%. Fue hasta tres años después, en 1994, que se amplió el tratamiento a todo tipo de cáncer.

Siendo la población de escasos recursos, especialmente en el área rural, la que más sufría las consecuencias de este grave padecimiento, surgió la necesidad de crear una institución privada sin fines de lucro que brindara una oportunidad de curarse a los niños afectados. La Fundación Ayúdame a Vivir Pro Niños con Cáncer de El Salvador, fue formada por personas voluntarias que donarían su tiempo y esfuerzos para una noble causa.